La Iglesia del pueblo Guanche (IPG), al pueblo Canario, ante el 24 de mayo de 2015

ipgsol

Con motivo de la convocatoria en Canarias de elecciones llamadas autonómicas, para el día 24 de mayo de 2015, la IPG desea dirigirse al pueblo canario para hacer pública su posición al respecto.

La IPG es una comunidad actual de hombres y mujeres que mantienen sus creencias ancestrales en la Diosa Madre Universal, concretada como CHAXIRAXI en el Archipiélago Canario.

 Nuestra comunidad espiritual apuesta por los valores de la civilización canaria, por la regeneración espiritual, religiosa moral y material de nuestra matria y el mundo, por la vida, la familia, la educación, la dignificación del trabajo, y por la unidad histórica, territorial y social de la Nación Canaria.

Somos conscientes de la gravísima situación que sufren muchas personas y familias en nuestra tierra, por motivo de un sistema colonial que perdura desde el siglo XV. Ante esa situación  y frente a la convocatoria electoral, observamos la dualidad de orientaciones políticas entre algunos de nuestros hermanos, que apuestan bien por la participación electoral o por la abstención.

Los primeros argumentan la oportunidad de ir avanzando e ir ocupando representación en algunas de las diversas instituciones municipales, insulares o nacionales, mientras que los segundos afirman que la no participación, el no votar, supone la deslegitimación del régimen colonial.

La IPG no se mantiene al margen de dicha dualidad, ni rehúye pronunciarse respecto a la misma, pero la posición de la IPG no puede ser beligerante, parcial o divisionista, muy al contrario, animamos a los seguidores de cada una de ambas posturas al respeto, al afecto y a la comprensión del otro.

Rogamos a nuestra CHAXIRAXI para que nos ilumine, nos otorgue sabiduría y nos guíe hacia la meta común, que es la abolición de la opresión del pueblo canario y la consecución de su plena liberación.

Asimismo, confiamos en que la Diosa Madre nos cubra con su manto protector, que nos permita afrontar con éxito las adversidades a las que estamos expuestos.

Faykanato de Achinet, 14 de Mayo de 2015